domingo, 8 de agosto de 2010

La mirada y la imaginación

Apenas parpadeé y al abrir los ojos medio año se había escurrido dejando huellas difusas en mi memoria que de tan apresurado que tiene el paso, presionado por los tantísimos imponderables cotidianos, hasta ha olvidado cobijar esos dulces titilares de los bellos instantes.
Me detengo.
Respiro profundo y recuerdo que soy más allá de lo cotidiano. Más allá de imponderables y previsibles. Más allá de obstáculos y logros.
Lo recuerdo y me abrazo (hace falta abrazarse de tanto en tanto). En la calidez de este instante dejo que el tiempo se desvanezca, me apropio del presente y comparto este bello pensamiento…..

El árbol que mueve algunos a lágrimas de felicidad,
en la Mirada de otros no es más que un objeto Verde
que se interpone en el camino.
Algunas personas Ven la Naturaleza como algo Ridículo y Deforme,
pero para ellos no dirijo mi discurso;
y aun algunos pocos no ven en la naturaleza nada en especial.
Pero para los ojos de la persona de imaginación,
la Naturaleza es imaginación misma.
Así como un hombre es, ve.
Así como el ojo es formado, así es como sus potencias
quedan establecidas.
William Blake Carta al Dr. Trustler [23 agosto 1799]

De eso se trata todo…de cómo miramos, de qué vemos…y sobre todo cuánto abrimos el corazón para construir las palabras que nacen en nuestros ojos, recorren el laberinto de nuestro ser y fluyen entretejiendonos a los unos con los otros.